domingo, 24 de octubre de 2010

Invencible

Hoy es nuestro aniversario. ¿Te puedes creer que no sé cuantos años son? Podría calcularlos, lo sé, prefiero no saberlo, no pensarlo.

No pongas esa cara, recuerdo perfectamente que empezamos un abril. Hoy celebro que hace años que me dejaste, que me rompiste el corazón.

Desde entonces he estado buscando trocitos, en cualquier rincón aparece uno. En la universidad encontré muchos, en mi portal, en el banco de enfrente, en aquel callejón, en la plaza mayor.

Los he ido juntando y pegando. Al principio con celo, luego con pegamento y ahora casi parece completo.

Seguro que entre mis cosas todavía queda algún trocito. Pero no me atrevo a repasar tus cartas, a mirar tus fotos, a buscar entre mis recuerdos.

Prefiero quedarme con la sensación que tengo justo ahora, en la que te miro con cariño y te agradezco haberte marchado.

No niego que a tu lado podría haber sido muy feliz. Pero me hubiera perdido demasiadas cosas, muchas experiencias, infinitos momentos que han conseguido que ahora sea distinta, siendo la misma.

Deja que por una vez me sienta orgullosa de la persona que soy y de la gente que tengo cerca. Hace años sé que perdí y también gané, creo que tú también.

Estoy celebrando nuestro aniversario. Haciendo llamadas imposibles, estando pendiente de quien me necesita y disfrutando de un concierto de los que, como sabes, me hacen invencible.

Vértigo

11 comentarios:

Quijo dijo...

Cuando una historia termina, pasa por infinitas fases...que sólo el tiempo nos hará entender que no perdemos tanto como creemos, si no, que también ganamos, aprendemos a ser más nosotros, a vivir otras cosas,....y a aprender cosas que jamás hubieses aprendido si no hubiese pasado.

Un abrazo! :)

Cuerpos a la deriva dijo...

Un gran texto. Es lo mejor que puede pasar, superar una ruptura y poder hablar de esa relación pasada de la forma en que has hablado tú. La última frase me encantó.

Un beso.

lafuentedesed dijo...

Que bueno ser consciente de lo que perdemos cuando ganamos algo. No sé si nos hace más felices pero nos hace menos estúpidos.
Un abrazo.

BURBUJA dijo...

Para avanzar a veces hay que soltar lastre, aunque sea duro.

Eso te hace volar mas ligero.

Me gusta como escribes, me gusta leerte.

Besos.

:) dijo...

Yo hubiese celebrado ese aniversario hace dos meses. Bendito el peso que nos quitamos de encima, estoy segura :)

eigual dijo...

Noto fuerza en tus palabras. Una enegría positiva que acaba de llenar todos mis rincones.

desde aquí, desde mi tristeza te mando un abrazo de esos que me han abrazado a mí estos días tristes, donde ya no estoy con ella.

A mí no me gusta apuntar fechas, ni recordar el día en que algo se terminó. Prefiero pensar que esto no es una derrota, sino el principio de algo, de una nueva vida, de una nueva ilusión, aunque ahora solo esté envuelta en una rutina que yo no quería y que me han impuesto porque sí.

Solo pienso, a veces, estos días, si ella me echa de menos o no. Pero todo esto da igual, porque todo sigue y no eres imprescindible para nadie, ni para nada.

Me encantó lo que has escrito.

eigual dijo...

Noto fuerza en tus palabras. Una enegría positiva que acaba de llenar todos mis rincones.

desde aquí, desde mi tristeza te mando un abrazo de esos que me han abrazado a mí estos días tristes, donde ya no estoy con ella.

A mí no me gusta apuntar fechas, ni recordar el día en que algo se terminó. Prefiero pensar que esto no es una derrota, sino el principio de algo, de una nueva vida, de una nueva ilusión, aunque ahora solo esté envuelta en una rutina que yo no quería y que me han impuesto porque sí.

Solo pienso, a veces, estos días, si ella me echa de menos o no. Pero todo esto da igual, porque todo sigue y no eres imprescindible para nadie, ni para nada.

Me encantó lo que has escrito.

candela dijo...

Desde la distancia todo se ve diferente, ¿no?

saludos!

Ehse dijo...

Al fin y al cabo eres lo que eres por aquello que has vivido y no hay motivos para no sentir orgullo por ello.

Ganas momentos, ganas experiencias... pero siempre ganas.

Sauze dijo...

el aquí y el ahora, es lo que cuenta.
quién perdió a quién? no importa. Lo importante es que tú te has encontrado..

un abrazo

X dijo...

Un poco agridulce celebrar una ruptura, aun cuando sea digna de de faustos. Seguro que en el futuro celebras cosas más amables.