sábado, 13 de noviembre de 2010

Luis Ramiro

9 de Noviembre de 2010

Libertad 8

Madrid


Luis sube al escenario de Libertad 8, coge su guitarra y empieza a cantar una canción que no conozco.

Le miro embelesada, emocionada con su voz, enamorada de sus letras, cautivada por su música.

Se suceden las canciones, se suceden los momentos y no quiero que se acaben.

Pasamos de la emoción más contenida, a la risa más sana, volviendo a dejarnos sin respiración y de nuevo a sacarnos la sonrisa.

Se sienta al piano y parece que sus canciones nos acarician, pero es sólo una sensación, realmente nos atraviesan y nos llegan dentro.

Annie Hall dejará de ser para nosotros una película de Woody Allen, al oír el nombre pensaremos en la preciosa canción de Luis.

Ofrece su escenario como quien ofrece su casa, y presta su guitarra sin pedir nada a cambio. La casualidad hace que descubramos a María Rozalén y su voz llena de matices con una canción perfecta.

Se sienta en un taburete acercándose más al público y abandonando un micrófono que no necesita. Le sentimos cerca, sus canciones lo están aun más.

Termina el concierto con su guitarra y con una canción que conozco.

Le sigo mirando embelesada y ahora también agradecida por regalarnos un concierto inolvidable.

Vértigo



Añadir vídeo

7 comentarios:

Cuerpos a la deriva dijo...

El 27 podré volver a verle en directo y ¡qué ganas tengo! Y si trae en el bolsillo canciones nuevas, la noche pinta perfecta. Me alegro que disfrutaras del concierto.

Un beso.

Dana O'hara dijo...

Inolvidable, efectivamente :)
Repetiré experiencia segurisimo.

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias por tus palabras. Me alegra que disfrutes con mis letras.

Cuídate.

p.d: te enlazo para poder visitarte.

ROP dijo...

Me alegro que te haya dado tan fuerte con Luis...

A ver cuando puedo escuchar el nuevo disco...

poetadebotella dijo...

Grande, muy grande Quique!:)
Aunque el protagonista de esta entrada, no se queda atrás...el martes lo veo junto con Marwan, aqui en Zaragoza...ya tengo ganas!:)
muah

:) dijo...

Me recordaste un concierto al que quiser ir hace poco; de David Demaria. Uf.. me siento igual cuando le tengo delante, aunque sea a muchos más metros. Siempre sentimos cerca a alguien cuando esa persona es capaz de tocarnos el corazón con sus letras.

RuMBi dijo...

No conocía a Luis Ramiro, pero por tus palabras debe ser magnífico, así que ahora mismito me informo y escucho.

Espero que todo vaya bien por tu mundo, y que sigas regalándonos palabras tan bonitas, y recomendándonos música claro! jajaja

Un abrazo!