sábado, 6 de abril de 2013

Incertidumbre

Hoy no es un día cualquiera. Hoy es el día que recuerdo más que nunca que "podría ser..."

Y hablando de recuerdos, demasiados vinieron a mi cabeza al leer el poema de Ladrón de Guevara.

Hace siglos, mucho antes de ser Vértigo, fui Incertidumbre... Otra vida, otras historias, otros amores, otros miedos... otras esperanzas, otros mundos que cambiar...

El poema me devuelve al pasado, y me recuerda que fui feliz siendo Incertidumbre y que cuando la vida se complicó dejé de serlo, renuncié y puede que hasta me traicionara.

Siendo Vértigo también he sido feliz y también siento que no es fácil siempre serlo. No pienso renunciar a Vértigo porque la estrella polar deje de marcar el norte algunas noches. 

Gracias a Ladrón de Guevara por el poema. Por dejar que lo haga mío, por hacer fiestas de las letras.

Con su permiso, lo comparto.

Vértigo


Incertidumbre

Trataba de decirte que la oscuridad se terminaba en el interruptor
que mis silencios nunca llevaban tu nombre,
y siempre desaparecían cuando llegabas a casa.
Que por mucho que lo odiásemos, en mi piel estaban todos tus besos.

Tu pensabas en las miles de huidas que soñaste de pequeña y nunca hiciste
en que tu mundo era gris y frío a pesar de las sonrisas y los abrazos.
Que deseabas coger el primer avión al último destino,
y tener la certeza de que yo te quería, pero no te amaba.

Hubiese dado cualquier cosa por que supieses que sin ti respiraba sólo a medias,
porque comprendieses que mis cicatrices eran sólo el miedo a tu marcha,
que nada me quedaría si tus maletas traspasaban la puerta,
y que yo sabía que me olvidarías antes del verano.

Por eso el sexo aquella noche se convirtió en contradicción y deseo,
te desnudé despacio y te comí con fuerza,
sabiendo que esa noche no cambiaría nada, que tu te marcharías,
y yo me quedaría pensando en todos los quizá que acababan en nada.

Ladrón de Guevara



7 comentarios:

Rocío dijo...

No sabía que antes eras Incertidumbre... Me gusta mucho Vértigo.
El poema que compartes, también a mi me trae viejos recuerdos, cuando yo también tenía otro "nombre".

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias, de verdad. La vida nos complica y nos lleva a lugares que nos hacen añorar otros, pero al final del día, el lugar donde descansamos es a lo que tenemos que llamar casa.

Cuídate.

Cé. dijo...

Me ha encantado ese poema. Me ha encantado con todas las letras. ¿Sabes? Yo... siempre soy incertidumbre y vértigo. Las dos cosas. Pero - creo - que no me gusta demasiado serlo.

María Isabel GS dijo...

El poema es precioso, y él uno de los grandes escribiendo (que eso, por mi parte ya lo sabe), pero me ha alegrado mucho volver a releer esas líneas donde yo también me encuentro, aquí.

Todos alguna vez hemos sido incertidumbre o vértigo, o las dos cosas juntas.

Un abrazo.

Tequila dijo...

Hay veces que nunca nos sentimos cómodas en nuestro presente y queremos volver al pasado... o que pase todo y vernos en el futuro. Yo he sido 4 nicks distintos, y también me sentía mejor siendo Danygirl... todo era mejor siendo Danygirl... pero a veces la vida da tantas y tantas vueltas, que nos cambia hasta el nombre.

Besos!

Oski dijo...

De la incertidumbre al vértigo en un segundo...y viceversa :-)

Ladrón consigue esto y más, es lo que tiene ser uno de los mejores poetas desconocidos, aunque él no se lo crea.

Abrazos



Catadora de Sabores dijo...

Supongo que tanto Vertigo como Incertidumbre, son las dos caras de una MISMA moneda. A veces yo misma también me sorprendo siendo otra persona, y me cuesta ser consciente de que en realidad, tengo multiples "yoes". Conocerse implica tambien reconocerse y no renunciarse, aunque cada vez que crezcamos dejemos algo de nosotros para siempre en nuestro pasado.