miércoles, 3 de junio de 2009

¿Sabes que soñé ayer?

¿Sabes que soñé ayer?
No creo que puedas imaginarlo ni creo que quieras saberlo. Pero necesito contarlo y quiero contártelo a ti.
Ayer soñé que me moría.
En el sueño sabía que me iba a morir. Era extraño, muy extraño. Se acercaba la hora de irse a dormir y sabía que se acercaba el momento en el que dejaría de vivir. Decía que no pensaba madrugar al día siguiente porque no tenía sentido levantarme para morir, mejor esperar durmiendo.
Al principio estaba tranquila, calmada, asumiendo lo que iba a suceder. Pero de repente, me puse triste, muy triste. Nunca había tenido miedo a la muerte, no a mi muerte. Anoche tenía demasiado miedo, miedo por no volver a ver a la gente que quiero, miedo por dejar tantas cosas por hacer. Miedo.
Me medio desperté deseando que nada fuera real, que nada hubiera pasado. No conseguí despertar del todo y volví a entrar en el sueño, queriendo dormir pensando que no despertaría.
Horas después desperté, con una sensación desagradable a la vez que sintiéndome bien por saber que no era cierto.
Aunque… no era realidad en parte, anoche no era mi última noche, pero llegará esa noche algún día, y seguramente tendré miedo por no volver a ver a mi gente, ahora sé que no quiero tenerlo por dejar cosas por hacer, por no haber arriesgado, por no haber vivido.


Vértigo

4 comentarios:

itjustbegan dijo...

Mira, me has recordado un poema de Miquel Martí i Pol.

"Ara saps que la mort no és morir-te,
sinó que mori algú estimat..."

(Ahora sabes que la muerte no es morirte tú, es que muera alguien querido.."

... si te interesa, se titula "Torna al teu clos". ;)
De todas maneras, me gusta lo que has escrito.

Oier dijo...

La verdad es que la muerte aunque siempre se mira con recelo (pues se cree que todavia esta lejana) es algo para lo que cuando llega no se esta del todo preparado, o nada preparado.
En cuanto a esa sensacion de levantarse, despues de un mal sueño, esa sensacion me es familiar, una mezcla entre agovio, sofoco porque era un sueño... no se esas mañanas no suelen empezar nada bein para mi.

Un placer pasar por aqui ;)
un saludo

La oyente dijo...

He leido algunos de tus textos
y, reconocer debo, que me han gustado mucho.

Sigue con esa ilusión:)

En cuento al sueño... disfrutemos de la vida:)

Saludos desde aquí.

Seguiré leyéndote si no te importa.

pepe dijo...

Aquí seguimos con nuestras casualidades. me pasó eso que cuentas hace tiempo.
Difícil de explicar, verdad?