domingo, 18 de diciembre de 2011

Días rojos

Audrey en “Desayuno con diamantes” habla de los días rojos, aquellos en los que se tiene miedo sin saber por qué.


Hoy puede que sea uno de esos días.


No hay motivos, no hay razones, no hay problemas. Ni siquiera hoy siento grandes traumas.


No te echo de menos más de lo habitual, ni te quiero besar con más fuerza.


Como cualquier día intento no traicionarme, escucho el silencio y sonrío por los pasillos.


Si nada es diferente, ¿por qué es un día rojo?


Quizás tuviste suerte y nunca tuviste uno. Si lo tuviste no hace que te lo explique. Aunque resulta tan complicado explicarlo…


Esta mañana me defendí diciendo que me disculparan sin lloraba, ya que mis ojos tenían el día extraño (no quise decir rojo, ni que no eran mis ojos, sino que era yo).


Sin querer saltan las lágrimas, sin un sentimiento de tristeza concreto, sin un dolor punzante, sin un motivo.


Y parece que me cuesta respirar, una angustia interior lo impide, o al menos lo intenta.


Es un día rojo. Tengo miedo sin saber por qué.


Me iré a dormir pronto y confiaré en que mañana el día sea de otro color.



Vértigo


11 comentarios:

Cuerpos a la deriva dijo...

Me ha encantado.

candela dijo...

Normalmente vienen igual que se man, pero mientras, duelen.

Besos

Rocío dijo...

Nunca había escuchado lo de "un día rojo", pero creo saber a lo que te refieres... Me gusta como lo has expresado, me ha traido a la mente este poema:

http://www.youtube.com/watch?v=-9aisMmj07w

Un abrazo...

Neno dijo...

El miedo irracional, el miedo sin saber por qué, es el que más asusta, el que más inquieta... Pero pasan... y después la vida lo compensa con días de otros colores que valen la pena...

niña imantada dijo...

Mi vida últimamente parece un gazpacho.

Besos!

Carlos dijo...

Mañana será de color brillante de luna creciendo... verás. un beso

poetadebotella dijo...

Espero que tengas días verdes y azules entonces...muah

Ladrón de Guevara dijo...

Cuando leo esto ya han pasado dos días, y espero que el rojo se haya ido, auqnue quede un cierto color rojizo en el ambiente.

Creo que siempre acabamos superando el color de los días.

Cuídate.

Tropiezos y trapecios dijo...

Y fíjate que yo, hasta creo que en esos días se puede sacar algo positivo...supongo que por eso nació mi propia Utopía.

Todos los días rojos pasarán y vendrán otros mejores.

Un saludo.

Oski.

Little dijo...

Menos mal que ese día rojo ya ha quedado lejos y ojalá no se presente otro igual.

Eternainocencia dijo...

Si abré tenido, y seguiré teniendo de esos... dormir es el mejor remedio