jueves, 28 de julio de 2011

Miro

Se nota más frío que otras mañanas, puede que sea por el viento.


Me resguardo en la parada del autobús esperando un nuevo día.


Subo y lo descubro más vacío, menos gente, menos movimiento.


Encuentro asiento mirando al infinito y por una vez no dudo en sentarme.


El sol entra y sonrío.


Parece que nada es muy distinto a ayer aunque sienta que nada es igual.


Sigo en mi mundo avanzando sin prisas, realizando las paradas necesarias y continuando mi camino.


Miro a mi izquierda y les encuentro. Están empezando a moverse, despiertan con la luz del sol. Noto su calma, su serenidad, su confianza. Se mueven en medio del bullicio como si estuvieran aislados y nada les perturbara, sólo la realidad.


Están recogiendo, guardando sueños y promesas en mochilas infinitas.


La policía les observa con cierta envidia, la misma que tengo yo, mientras ellos continúan despertando.


Me bajo del autobús y miro hacia atrás, dudando hacia dónde debo ir.


Llego al trabajo sabiendo que gracias a ellos todo es diferente. Leo las noticias que dicen que la policía les está desalojando. No saben lo que dicen. Los indignados continúan su marcha.


Vértigo



10 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

El movimiento, sin duda heroico y necesario, no puede caer en la rutina de enfrentarse con la policía, porque eso sólo desacredita sus acciones (a fin de cuentas, los indignados cumplen su derecho y la policía su deber)

p.d: Yo también les miré con cierta envida al pasar, pero el trabajo...

Rocío dijo...

Que bonito cuentas siempre las cosas (=

poetadebotella dijo...

que grandes indignados!:)

quemandoescenariosdepapel dijo...

Bajo unos párpados repletos de sueño(s) y cansancio acumulado, te leo, te escribo, y me convierto en testigo inflamable del otro lado del espejo cotidiano. Ya ves, me siento como tú, pero a más de 2000 km de distancia ¿dice eso algo bueno de nosotras? Supongo que sí: seguimos latiendo por dentro.
Por cierto, encantada de conocerte y de tropezarme contigo.

La oyente dijo...

Ay que estar con ellos!

Si, la vuelta es importante, esperemos sólo que no se pierda..

:)

alvarodrv dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucía dijo...

Hay otras maneras de ayudar al movimiento, si no puedes por tu trabajo quizá manifestarte o acudir a asambleas: se puede difundir qué se busca, qué no funciona, entre tus personas cercanas.
Ojalá esto continúe, hay tantas ganas de cambio, es tan necesario...

Besos

candela dijo...

Grandes ellos, por luchar pacíficamente por todos.

Besos

alvarodrv dijo...

Sin duda, ha sido un movimiento para ser recordado en la Historia.

un saludo!

La oyente dijo...

Hay, con h, perdona xD
Hay que estar con ellos!

Mua!!!