domingo, 30 de mayo de 2010

Trabajo

El despertador es el primer sonido que escucho. El agua en mi cabeza es la siguiente sensación. Algo de leche y cereales. Me visto rápido, sombra en los ojos y colonia fresca en las muñecas.

Espero el autobús con los cascos puestos, modo aleatorio y buenas canciones.

Llego a mi lugar, silencio en los pasillos, suenan los tacones, se escucha el tecleo en los ordenadores.

Pasan las horas, pasan los segundos. Pasan las cosas.

Mi compañera pone música, no me conoce, no sabe lo que se mueve por mi cabeza.

Escucho sin escuchar sus canciones, tecleo sin teclear, piso sin apoyar el tacón.

Un día más, especial como todos, sin nada extraño que contar.

Y la canción que empieza a sonar lo cambia todo, o simplemente lo mueve.

No puedo evitar sonreír, cantar en silencio cada palabra de la canción.

“No estudias, no trabajas”, “la vida parece una fiesta a la que nadie se ha molestado en invitarme”, tantas veces he sentido esas frases, y algunas por fin las siento menos.

Aunque “últimamente me cuesta tanto no amarte” siempre me acompaña. Como me acompaña Ismael Serrano, que sonando de manera imprevista me alegra el día.

Vértigo

5 comentarios:

eigual dijo...

Una canción maravillosa. Yo aún me veo reflejada en ella.. Y es que Ismael sabe darle ese toque mágico a sus canciones, para que perduren en el tiempo, para que se cuelen en nuestra garganta, y en nuestros corazones.

Siempre nos quedará Ismael... siempre.

Un abrazo.

X dijo...

Ismael está en la mitad de tus posts. :-)

Alan Gino dijo...

Cuando suena un tema de Ismael cambia la vida completamente!!! NO puedo estar un día sin escuchar a Ismael cualquier tema de cualquier disco, aunque para ser sincero últimamente estoy escuchando mucho El hueco en el que anido o todo el disco Acuerdate de vivir o Sueños de un hombre despierto! Grande Ismael!!!!

Arcangel sureño dijo...

No sé porque me veo reflejada en tu mundo y en lo que has escrito. Tal vez mi vida sea vertiginosa o me de vértigo vivir y he aquí la respuesta a ese por qué. Sí mis compañeros no me conocen y yo sigo cantando lo mío, lo de Ismael o lo que tenga guardado en mi MP3 y algunas veces (maldita inseguridad y carencias por las que sólo unos pocos se preocupan) en mi cabeza.

"Y ASI YO CANTO PARA RECORDAR QUE AUN SEGUIMOS VIVOS" ♫ ♪

En resumen es eso lo que quería decir. Y me cuesta como a Isma hacerlo. Jeje ☺

GRACIAS por TRABAJO

Gabriela ♥

RuMBi dijo...

Es increíble como una canción puede cambiar nuestro día en un instante. Me gusta tu pasión por Ismael Serrano :)

Un saludo!