martes, 26 de enero de 2010

Supermercado

Camino por el supermercado buscando el aceite, lo han vuelto a cambiar de sitio. Miro a la derecha, miro a la izquierda y no aparece. Me cruzo con carros repletos de comida y con personas encontrando lo que buscan, no consigo ser una de ellas.

Sigo buscando y de repente algo suena que me es conocido. Reconozco las primeras notas, las primeras palabras y dudo si sólo lo oigo yo. Pero no, está sonando en todo el supermercado que empieza a parecer un lugar distinto.

Empiezo a cantar con la canción “eres pequeña como una estrella fugaz, como el universo antes de estallar” y siento que me lo canta a mí.

Dejo de buscar y encuentro el aceite a la vez que sigo escuchando.

Sigo caminando por el supermercado y se acaba la canción. Parece que todo volverá a ser como cuatro minutos antes, pero no, algo ha cambiado. Yo he cambiado.

Y llego a casa pensando que Ismael Serrano debería sonar siempre en el super mientras hago la compra.


Vértigo

6 comentarios:

eme dijo...

Que supermercado más molón, mira.
Que suene Ismael no es nada, nada fácil ;)

El Drac dijo...

Pues yo no voy al súper así vaya Black eyed en persona. He dicho. Besos;)

ROP dijo...

Una buena manera de que aparezca el Sol y la sonrisa en un día cualquiera...

X dijo...

Me recuerda a una escena de Mi vida sin mí. :-)

RuMBi dijo...

Ya me gustaría a mí que en mi super sonara Ismael Serrano jajaja

Bonita escena :)

Un abrazo!

Mario dijo...

Siempre es poco.
Ismael debería suena a vida. A historias posibles e imposibles.

Buen texto. ¿Buena compra?

Saludos.